La Música en Adolescentes

La importancia de la música en adolescentes y jóvenes

Para nadie es un secreto que la música en adolescentes y jóvenes forma parte importante en su vida cotidiana. Sus rutinas diarias están ligadas al género con el que más se identifican, y gracias a la música se desenvuelven mejor en los diferentes ámbitos de la vida.

 

Cantarla, bailarla, componer, escucharla, sentirla y vivirla, son algunas de las acciones que todos los seres humanos llevan a cabo mientras escuchan música. Algunos se dejan llevar por sus letras románticas y otros por sus ritmos de fiesta que invitan a permanecer activos gran parte de la jornada. Nadie se escapa de elegir el tipo de melodía con el que más se siente identificado.

Desde los primeros días de vida, los sonidos enseñan y permiten identificar lugares, objetos, aspectos que son desconocidos y ayudan a entender la vida desde diferentes dimensiones. La música estimula la inteligencia, desarrolla la creatividad, mejora el lenguaje y crea personas sociables.

Los jóvenes y adolescentes son atraídos por los ritmos que están de moda y que les permite tener un comportamiento libre y autónomo.

El ideal sería que la música les aportará a su desarrollo y les permitiera aprovecharla para lograr objetivos y metas en la vida.

 

La música Hace temblar el cuerpo

A diferencia de la comida, el amor y el sexo, o los instintos de supervivencia, la música no tiene un valor biológico. La música es emocional: la gente dice que le sirve para reflexionar y para mejorar su estado de ánimo. Su relación con nuestras emociones produce ese hormigueo, y los científicos han medido estos efectos físicos y explorado la razón para que ocurra que la música ponga a temblar el cuerpo y los vellos de punta.

 

Música vs. concentración

Daniel Levitin, autor del libro ‘Este es tu cerebro bajo los efectos de la música’, en BBC Mundo dijo que cuando más cautivadora es la música, peor es para la concentración, y si tiene letra es terrible para las tareas verbales, sin embargo el ruido de fondo no tiene necesariamente siempre un efecto negativo.

Si son más de tres voces, los sonidos “se tapan unos a otros y se tornan acústicamente menos variables”. Es una suerte de sonido blanco, un murmullo y, en ese caso, distrae menos. Por otro lado, hay que aclarar que los extrovertidos se sienten más cómodos en ambientes ruidosos y los introvertidos todo lo contrario.

 

¿De qué sirve saber tocar un instrumento?

Fernando Remolina Chaparro, licenciado en Música UIS y Coordinador del Área Cultural de la UPB, asegura que interpretar un instrumento ayuda en la “formación integral del individuo, la sensibilización de la persona, la mejoría el estado de ánimo y la relación con los demás; se considera una persona especial la que interpreta un instrumento, mejora el autoestima, la posibilidad de relacionarse con los demás a través de estas prácticas”.

¿Qué influencia tiene la música en adolescentes y jóvenes?

“Depende del tipo de música puede influir positiva o negativamente, pero en términos generales la música nos lleva a un estado de tranquilidad y equilibrio emocional que influye en el comportamiento y en las emociones de las personas”.

¿La música construye identidad?

“Por supuesto, sí. Si la música de una región se inculca desde los primeros años en el individuo, será factor determinante de identidad cultural relacionado con otros factores que tienen que ver con este como comidas, costumbres, vestuarios, entre otras. Por esto serán identificados de dónde vienen”.

¿Qué influencia tiene la música en adolescentes y jóvenes?

“La música en general es un objeto simbólico, pero aquellas melodías con letra tienen una transmisión de discursos que son determinantes en la conformación de la personalidad, la identidad, la memoria y la visión del mundo que conforman los adolescentes y jóvenes, convirtiéndose en pautas claves para la vida adulta”.

¿La música construye identidad?

“Es un hecho que la música está ligada a una serie de rituales y formas de ver la vida, debido a que se considera que la letra tiene refuerzo axiológico en referencia a varios temas como por ejemplo el amor y la sexualidad, porque varias canciones son conductores de la visión que hay entre estos dos significados y los jóvenes y los adolescentes empiezan a comprender que el amor viene del respeto y el afecto, o que la sexualidad es agresiva, no es equitativa y que puede ser visto como un simple deseo que debe cumplirse”.

¿Cuál es la manera indicada de escuchar música?

“Los adolescentes, los jóvenes y las personas en general deberían incluir dentro de sus gustos musicales diferentes tipos de música, porque esto les permitirá conocer otras culturas, entenderán el entorno, fortalecerá su personalidad y, sobre todo, serán personas democráticas que aceptan la existencia de otros gustos. Cuando un joven se dedica a escuchar siempre un mismo género musical, hace que se replieguen y no conozcan otras culturas al igual que la alimentación; si solo se alimenta de ciertos ingredientes, genera unos efectos en su organismos, pero cuando solo consume reggaeton y no se indaga, se vuelve un referente de ese género musical y se comporta según las letras de estas canciones”.

¿Cuál es el tipo de música más recomendable para concentrarse y estudiar?

“Se recomienda que sea música suave, sin letra, calmada, sin sobresaltos y con un volumen adecuado que pueda facilitar la concentración”.

¿Porqué es importante que los niños aprendan a tocar un instrumento musical?

Es así como estamos seguros, que en el futuro podrán sacar las notas más dulces y alegres, con la expresividad más natural que les diga la partitura o sus estados de ánimo, porque cuando una partitura nos da la indicación de dulce, nostálgico o relajado, sin duda alguna podrán hacerlo con una mayor sencillez y claridad; ya que esto no se puede lograr nunca de ninguna manera si no es con paciencia, alegría y entusiasmo, y estar desde pequeños motivándolos día a día con buenos y positivos elogios. En vez de estarles obligando con gritos, regaños o amenazas; es mejor inculcarles la pasión y lo bello que es descubrir nuevas cosas, es inculcarles desde pequeños que explorar sin límites sus conocimientos a través del arte, es un gusto que les puede durar toda la vida.


Aprender música no solamente es para que el niño mejore sus calificaciones en la escuela, el poder envolvernos en las artes nos brinda tanto a adultos, jóvenes y niños, la oportunidad de poder expandir nuestra creatividad, sin embargo la ventaja que tienen los niños al aprender música desde pequeños, radica en que ellos tendrán esta cualidad desde una muy temprana edad.

Desde que nacemos y comenzamos nuestra etapa de crecimiento, nuestros cerebros se convierten en esponjas que absorben una gran cantidad de información de nuestro entorno y comenzamos a explorar el mundo a través de nuestros sentidos. Es en este punto cuando se formarán nuestras habilidades y gustos que serán parte de nosotros  el resto de nuestras vidas. Sin embargo, existen cosas que desde pequeños todos hacemos con mucho entusiasmo pero mientras vamos creciendo dejamos de hacer: aprendemos con canciones, dibujando, bailando, creando cosas con nuestras manos y observando. Esto nos dice claramente que los seres humanos somos artistas por naturaleza, y que las artes son parte de nuestra necesidad  humana desde pequeños, pues con estas, aprendemos a explorar el mundo; recordando que las cosas que mejor aprendemos son aquellas que nos gustan y con las que interactuamos todos los días mientras vamos creciendo. Es aquí cuando el aprender a tocar un instrumento, el involucrarse en las artes tendrá un efecto positivo, ya que esto le permitirá a los pequeños explorar su creatividad con plena libertad y sin temor a equivocarnos; es cuando pueden llevar al máximo su potencial, y desarrollar nuevas técnicas para seguir lográndolo.


Otra de las grandes ventajas que nos aporta el tocar un instrumento, es el poder desarrollar nuestra propia sensibilidad. A todas las personas nos gusta escuchar música y no existe un solo día en el cual no hayamos escuchado alguna melodía; sin embargo, el tipo de música que escucha cada quien es distinto; de igual manera nuestra forma de hacer música también lo es, no existen dos personas que toquen igual, debido a que no existen dos personas iguales en el mundo.

Todos somos en esencia músicos, y todos disfrutamos de escuchar  música día a día y esta es una razón por la cual todas las personas tienen deseo de tocar algún instrumento. Sin embargo, cuando creamos música con nuestras propias manos, comenzamos a conocer un mundo dentro de nosotros mismos a través de la música.

Te has preguntado alguna vez, ¿cómo interpretarías una melodía? ¿te has imaginado la versión de esa canción que tanto te gusta, siendo tocada por ti mismo en violín, piano, o el instrumento de tu preferencia? seguramente sentirás un gran placer al interpretarlo, gozo, alegría, tristeza, melancolía, nostalgia, y un sin fin de emociones que la música nos puede proporcionar; sin embargo, cuando tocas un instrumento musical, la diferencia radica en que ya no eres quien recibe las emociones, ahora eres tú quien las está sacando, puedes expresar tus sentimientos de una manera diferente, es como poder hablar otro idioma; ¿y si hubieras tenido esta habilidad siendo tan pequeño? ¿hubiera cambiado algo de ti y de tu vida?

 


Cada día en todas partes, políticos, educadores y filósofos hablan de reformar la educación, se compran libros, computadoras, se estructuran reformas, se suben salarios, se bajan salarios, se traducen textos, etc; sin embargo, pocos son los resultados que realmente se logran con respecto a la educación de los niños; además de que, cada día existen menos plazas y más requerimientos para conseguir trabajos. Mientras más se avanza menos oportunidades existen para nuestros niños de que puedan resolver los problemas del futuro. Hay que ser conscientes de que nuestros niños enfrentarán un mundo lleno de nuevos retos que necesiten soluciones creativas e inteligentes, niños sensibles que cuiden el entorno y que puedan seguir abriendo las puertas de lo desconocido.

La música y el cerebro

¿Pastel de queso para los oídos?

El psicólogo experimental Steven Pinker, del Departamento de Psicología de la Universidad de Harvard, tiene una opinión iconoclasta: que la música no es una adaptación, sino una especie de efecto secundario de otras habilidades y necesidades del organismo humano.

 

Para sustentar su tesis del “pastel de queso auditivo” Pinker señala que la música puede ser innata sin ser adaptativa, como otras tecnologías del placer; por ejemplo, la gastronomía: el organismo sólo exige nutrientes, sin requerir que éstos vengan cocidos, sazonados y servidos con una ramita de cilantro.

 

 

Notas y neuronas

Los investigadores de la neurofisiología de la música han empezado a entender estos procesos en los últimos años. Para explorar los vericuetos que sigue la música por el cerebro algunos investigadores llevan a cabo estudios de personas con lesiones cerebrales que afectan alguna de sus capacidades musicales. Localizando la lesión en el cerebro se pueden hacer deducciones acerca de la función que cumple la zona afectada en el reconocimiento de la música.

 

Otros investigadores emplean técnicas para visualizar la actividad cerebral en tiempo real, como la tomografía de emisión de positrones y la resonancia magnética funcional. Estas técnicas permiten observar al cerebro en acción al procesar música.

Así se han dado cuenta de que la música no sólo activa la corteza auditiva, sino también otras regiones del cerebro especializadas en tareas muy diversas: las que controlan los músculos (particularmente en las personas que tocan algún instrumento), l

 

La música y el lenguaje

El estudio de la percepción del lenguaje ha influenciado y precedido en muchos aspectos al estudio de la percepción mu­sical, seguramente por ser ambos, música y lenguaje, información transmitida por medio de sonidos.

El orígen de la música: «Un misterio»

 

Sabemos que todas las sociedades humanas tienen música y que las habilidades musicales se manifiestan desde las primeras etapas del desarrollo de los niños. Pero desde el punto de vista evolutivo, el origen de la música es un misterio.

 

La mayoría de los investigadores que buscan el origen de las habilidades musicales se basan en dos hechos observados y una suposición. Los hechos observados son que todas las sociedades humanas conocidas hasta hoy tienen música y que las habilidades musicales se manifiestan desde las primeras etapas del desarrollo de los niños.

Instrumento Musical más antiguo:

 

Los instrumentos musicales más antiguos que se conocen se encontraron en las cuevas de Isturitz, en Francia, y de Geissenklösterle, en Alemania. Se trata de unas flautas hechas de hueso de ave que datan de hace unos 32 000 años.

 

 

¿Para qué usaban la música los habitantes de las cuevas?

 

No hay manera de saberlo porque la música no deja rastros duraderos una vez que se acaba. Pese a todo, podríamos imaginarnos algo así: un grupo de humanos primitivos lleva a cabo sus actividades cotidianas. En las proximidades de la cueva las mujeres recogen frutos, algunas con criaturas en brazos. Los niños juegan cerca de ellas. Los hombres vigilan, arma en mano, antes de irse a cazar. Un bebé llora. Su madre le canta para tranquilizarlo. Se oyen otros sonidos: el viento pasando entre las hojas de los árboles, pájaros, el rugir de algún felino. Detrás de un árbol un hombre toca la flauta para una mujer. Cae la noche. A la luz de la fogata suena el golpeteo rítmico de un instrumento de percusión hecho de corteza de árbol. Un anciano repite monótonamente un cántico que embelesa al grupo. Todos bailan mientras tocan las flautas de hueso. El placer de la actividad coordinada genera un ambiente de camaradería que deja a los participantes extasiados.

 

 

Un misterio

La música nos gusta por diversas razones, pero sobre todo porque inspira emociones, desde la oleada de placer abstracto que nos pone la piel chinita sin saber por qué, hasta la nostalgia del recuerdo que nos evoca. Tanto significado emocional le damos a la música que es fácil ponerse sentimental y no apreciar el enigma que entraña. Charles Darwin lo expresó por primera vez en 1871, en su tratado sobre el origen de los humanos: «Puesto que ni la capacidad de disfrutar ni la de producir notas musicales tienen la menor utilidad para el hombre en sus hábitos cotidianos, hay que clasificarlas entre las facultades más misteriosas de las que está dotado».

¿Cómo elegir un instrumento musical para los Peques?

El estudio de la música proporciona muchos beneficios para los niños. Aumenta su capacidad de trabajo, de concentración, su fuerza de voluntad, su capacidad de disfrute, de trabajo en equipo, de compromiso con sus compañeros, tanto en el aula, como en el coro o en una orquesta.

Para introducir al niño en el mundo de la música y de los instrumentos musicales, es necesario conocer bien sus características, sus gustos, su forma de ser. Elegir un instrumento puede generar un dilema en los padres. Si se consigue que el niño se identifique con su instrumento todo será más fácil. Si no, el camino será un poco más difícil.

Lo primero es estar seguro de no actuar por capricho del padre o de la madre: ‘Quiero apuntar a mi hijo a clases de piano. Yo siempre quise aprender. Que no le pase lo mismo a mi hijo/a’. El (La) niño/a tiene mucho que decir en esto y posiblemente no le hemos escuchado.

 

Tampoco pensemos en opciones como el precio de los instrumentos como determinantes: ‘Nos han regalado esta guitarra. ¡Es una preciosidad! Así que hemos pensado que es lo que queremos que estudie’. Si decidimos exclusivamente con esto en la cabeza, corremos un grave peligro de fracasar.

En definitiva, el trabajo por hacer es claro: debemos informarnos bien, conocer los instrumentos y hacer que nuestros hijos los conozcan. Evitemos tomar esta medida de manera precipitada.

 

Algunos instrumentos requieren bastantes horas de práctica para su estudio y esto ocupará más y más tiempo si el niño progresa en sus estudios. Pero es muy frecuente que los alumnos de estos instrumentos sean después buenos estudiantes, con calificaciones altas en las enseñanzas generales.

8 Efectos positivos de tocar las percusiones

Tocar percusión puede tener efectos positivos en tu salud y puede ayudarte con el estrés, la fatiga, la ansiedad, la hipertensión, el asma, el dolor crónico, la artritis, la enfermedad mental, la adicción e incluso el cáncer

Te hace feliz.

Participa en un círculo de percusión o asiste a clases y verás lo feliz que te hace. Tocar percusión libera endorfinas, encefalinas y ondas alfa en el cerebro, todas asociadas con la sensación general de bienestar y euforia.

Induce a la relajación profunda.

En un estudio, las muestras de sangre de los participantes en una sesión de percusión de una hora revelaron un cambio en las hormonas del estrés.

 

Ayuda a controlar el dolor crónico.

Tocar percusión sin duda puede servir como una distracción del dolor. Y promueve la producción de endorfinas y opiáceos endógenos, que son analgésicos propios de nuestro cuerpo similares a la morfina.

Estimula el sistema inmunológico.

Los estudios demuestran que los círculos de percusión refuerzan el sistema inmunológico. Barry Bittman, MD, neurólogo y presidente del Yamaha Music & Wellness Institute, ha demostrado que tocar percusión en grupo aumenta las células T naturales, que ayudan al cuerpo a combatir el cáncer, así como otros virus, incluyendo el SIDA.

Crea un sentido de conexión.

Los círculos de tambores y las clases de percusión en grupo proporcionan una oportunidad para la “sincronicidad” en la que conectas con tu propio espíritu a un nivel más profundo a la vez que también conectas con otras personas de ideas afines.

Alinea tu cuerpo y mente con el mundo natural.

El origen griego de la palabra “ritmo” es “fluir”. Tocar percusión te permite fluir con el ritmo de la vida con sólo sentir los latidos.

Proporciona una manera de acceder a un poder superior.

Los chamanes a menudo usan tambores como un medio para integrar la mente, el cuerpo y el espíritu.

Libera los sentimientos negativos.

El acto de tocar percusión puede servir como una forma de auto-expresión. Puedes, literalmente, expresar tus sentimientos con el tambor. Cuando se mantienen, las emociones negativas pueden formar bloqueos de energía. La estimulación física de golpear los tambores puede ayudar a eliminar esos bloqueos. La percusión incluso se ha utilizado terapéuticamente para ayudar a los adictos a lidiar con sus emociones.

5 Consejos para aprender a tocar el Ukelele.

Este instrumento musical, es fácil de cargar puesto que sus dimensiones son pequeñas, así mismo no cuenta con gran peso.

El ukelele es un instrumento muy transversal y te permitirá tocar un gran repertorio de diferentes géneros musicales: desde música clásica hasta rock, pasando por reggae, pop o folk.

A la hora de decidirte por un tamaño de ukelele, deberás prestar atención a las siguientes cuestiones:

  • el tamaño de las manos
  • qué timbre buscas
  • qué experiencia tienes
  • si pretendes transportar el instrumento de aquí para allá.

¿Porqué el ukelele contribuye al desarrollo de diferentes destrezas?

Además de desarrollar tus habilidades musicales, la práctica del ukelele te permitirá reforzar la memoria, la atención, la concentración, la escucha y la creatividad.

¿ Porqué el ukelele es para todas las edades?

El principal motivo es que es un instrumento perfecto para todos y, en especial, para los más pequeños, ya que es muy fácil aprender a tocarlo en poco tiempo, dedicándole pocas horas. Además, para los niños con capacidades educativas especiales pues les ayuda a concentrarse en una tarea bastante sencilla registrando un gran éxito.

No obstante, también es perfecto para los más mayores, pues se ha utilizado en distintas terapias como estimulación de ancianos con alzhéimer y los resultados han sido increíbles.

¿Qué hay detrás de los Instrumentos Músicales? Conoce un poco más

Durante el siglo XVII, los primeros antecesores de violonchelo fueron creados en Italia y derivaban de un instrumento conocido como viola da braccio, un objeto que tal y como su nombre da a entender, fungió como una especie de violín. De ahí que ambos sean parte de la misma familia.

Personas conocidas como luthiers, que eran quienes se encargaban de crear y fabricar todo tipo de instrumentos, fueron quienes llevaron a cabo diversas modificaciones hasta llegar a obtener diferentes clases de violonchelos.

El cello es un instrumento musical grande y con registros graves en sus notas, además de emitir sonidos potentes y nítidos a la vez y del cual puede llegar a hacer de solista. Debido a las dimensiones que caracteriza a este instrumento, la única forma de ubicarlo es colocarlo entre las rodillas.

Es prácticamente en esencia un violín, pero en tonos más ricos y sonoros.

El violonchelo es el instrumento musical que se toca por medio de un arco y que muchas veces resulta complicado entender las variadas técnicas que se llegan a utilizar para poder usarlo correctamente.

Con este instrumento no solo necesitaras la ayuda de tus brazos, sino que también necesitarás una concentración de todos tus sentidos.

Algunos de los mejores violonchelistas del mundo:

Mstislav Rostropovich

Originario de Rusia, considerado el mejor exponente de su generación. Son varios los músicos que se han dedicado a componer de forma exclusiva para él.

Jacqueline du Pré

Violonchelista que mencionamos más arriba, nacida en Oxford, Inglaterra. Su talento le valió una condecoración por parte de la Orden del Imperio Británico.

Datos interesantes del Saxofón

El saxofón, también conocido como saxófono o simplemente saxo,1​ es un instrumento musical cónico, de la familia de los instrumentos de viento-madera, generalmente hecho de latón que consta de una boquilla con una caña simple al igual que el clarinete.

 

Historia del Saxofón:

 

fue creado a mitad de la década 1840 por Adolphe Sax, un fabricante de instrumentos y clarinetista nacido en Dinant (Bélgica) que trabajaba en París, y salió a la luz oficialmente con la patente de 1846 (que le fue concedida el 17 de mayo). Hizo 14 tipos distintos de saxofones.

 

  • El cuerpo del saxofón está compuesto por un tubo cónico y delgado, comúnmente de latón, que se ensancha en su extremo para formar una campana.

 

  • A lo largo del tubo existen entre 20 y 23 agujeros de tono de tamaño variable, incluyendo dos agujeros muy pequeños de octava para ayudar a la interpretación del registro superior.
  • La digitación del saxofón es una combinación entre la digitación del oboe y el sistema Boehm, siendo muy similar a la digitación de la flauta travesera o el registro superior del clarinete.
  • El cuerpo cónico del saxofón le otorga propiedades más similares a las del oboe que al clarinete.
  • El diseño más simple del saxofón es un tubo recto troncocónico y los saxofones sopranino y soprano tienen, por lo general, este diseño recto.

 

Cuatro son los más comunes.

Ellos son:

La soprano

Contralto

Tenor

Saxofón barítono.

Otros tipos que se ven con menos frecuencia incluyen el saxofón bajo y el saxo C-melodía. La mayor parte de la música de saxofón que escuchamos en el jazz y la música rock se juega en el saxo tenor, pero los otros se utilizan con frecuencia también.

 

Géneros musicales en los que se toca el Saxofón:

ska y jazz

Conoce un poco más de la Guitarra Eléctrica

 

Historia de la guitarra eléctrica

Fue inventada en la primera mitad del siglo XX con la labor de Leo Fender que empezaría la revolución de ese instrumento llegando a comercializarse a nivel mundial. Sin saberlo Fender crearía una gran historia con su nueva invención, consecuencia de la aparición del amplificador en el año 1935.

 

 

 

La Stratocaster, comúnmente conocida como Strat, es un modelo de guitarra eléctrica diseñado por Leo Fender en 1954 que sigue fabricándose en la actualidad.

La Telecaster es una guitarra eléctrica de cuerpo macizo mundialmente conocida, llamada»la tabla» en sus comienzos.

La Mustang es un modelo de guitarra eléctrica fabricada por la compañía Fender y entró al mercado el año 1964, siendo el resultado del rediseño de las Musicmaster y Duo-Sonic.

 

LaJaguar es una guitarra eléctrica presentada en 1962.La Jaguar fue junto con su «hermana» la Jazzmaster muy famosa en los grupos de «surf rock» de los años 60. Volvió a ser popular en los años 90, cuando fue usada por grupos de rock alternativo.